Dobet Gnahore | 16 de diciembre de 2018

Costa de Marfil

África tiene sus voces femeninas aclamadas internacionalmente y la voz de Dobet Gnahoré ha dejado su huella allí. Con «MIZIKI», la voz de la talentosa cantante marfileña resuena sonidos africanos mezclados con muestras de música electrónica, una sutil mezcla que revela un estilo musical que se hace eco de su propio personaje: la libertad. La libertad de hacer un quinto álbum en el que la modernidad se alimenta de tradición y herencia. Inspirada por sus viajes por todo el mundo (más de 800 conciertos desde 2004), Dobet comparte un lado nuevo y hasta ahora insospechado de su personalidad. Le tomó cuatro años componer “MIZIKI”, probablemente su álbum más audaz y personal, y uno que rinde homenaje a las dos causas principales que apoya: una África rica, generosa y unificada y la fuerza de las mujeres africanas. En sus palabras y en el escenario, Dobet, la abanderada de una nueva generación de africanos atrevidos y decididos, celebra a la valiente y amable mujer.

Volver